De novo o verán sen médicos de familia ou pediatras substitutos mentres os profesionais, que formamos aquí, emigran. Motivo: a oferta precaria do sergas

Publicado na Opinión de A Coruña e Faro de Vigo Ligazón á Opinión de A Coruña

Captura de pantalla de 2018-07-28 13-44-11.png

Mientras la Consellería de Sanidade busca profesionales para cubrir sustituciones en los centros de salud, una media de diez facultativos gallegos hacen las maletas cada mes y se van a trabajar al extranjero. En el primer semestre del año un total de 59 doctores pidieron el certificado de idoneidad a los colegios médicos de Galicia, un documento imprescindible si quieren trabajar fuera de España.

Aunque en el territorio nacional la fuga de facultativos al extranjero ha repuntado durante los primeros seis meses del año, en Galicia se mantiene estable. En este mismo periodo de 2017 los facultativos gallegos que emigraron fueron 63, solo cuatro más que los registrados entre enero y junio de este año, según los datos de la Organización Médica Colegial.

Pontevedra es la provincia que ha perdido más médicos en este primer semestre: un total de 28, seguida de A Coruña, con 22 y Lugo, con 9. En Ourense no hubo ningún caso.

Desde 2010 la comunidad gallega ha perdido unos 800 facultativos, que han preferido marcharse al extranjero, al tiempo que en Galicia se acrecentaba el déficit de profesionales.

En España durante la primera mitad del año se han expedido un total de 3.628 certificados de idoneidad a doctores. El principal país de destino de los médicos españoles, según la Organización Médica Colegial, es el Reino Unido, seguido de Francia, Irlanda y Alemania.

Y los que más emigran son precisamente los médicos de familia. Entre los facultativos que más hacen las maletas para marcharse fuera, también hay ginecólogos, oftalmólogos, pediatras y anestesistas, muchas de las especialidades de las que hay carencia en Galicia.

Ligazón á Opinión de A Coruña

Una media de diez facultativos de la comunidad gallega se marchan cada mes a trabajar al extranjero

paula pérez 27.07.2018 | 01:29

No quedan médicos de familia ni pediatras disponibles en las listas de contratación del Sergas. Y, por lo tanto, la Consellería de Sanidade no podrá cubrir las bajas que se produzcan en los centros de salud porque no tiene sustitutos. Para no dejar desatendida a la población, los facultativos de atención primaria que estén activos deberán redoblar esfuerzos y asumir la carga de trabajo de los compañeros de baja, lo que implicará que incluso tengan que duplicar su cupo de pacientes. La escasez de profesionales en pediatría ya obligó a la Xunta a concentrar la asistencia sanitaria a la población infantil en los ambulatorios de referencia de cada comarca, dejando a numerosos centros de salud sin atención. La situación es extrema y Sanidade ha hecho un llamamiento a médicos y pediatras de atención primaria para se inscriban en las listas de contratación.

Galicia arrastra un déficit de facultativos desde hace años que afecta sobre todo a algunas especialidades, entre ellas pediatría y medicina familiar. Una de las razones es que la edad media de los médicos gallegos es avanzada. Cuatro de cada diez superan los 55 años, de manera que en una década llegarán a la edad de jubilación unos 4.500. Sin embargo, formar a un facultativo lleva tiempo: entre diez y once años. Tras terminar la carrera deben pasar un periodo de residencia (MIR), donde además las plazas que se convocan cada año están limitadas.

En la plantilla del Sergas hay 2.601 médicos de familia, un 7% más que en el año 2008, según los datos del Sergas. El problema es que el envejecimiento poblacional -en ese mismo periodo el número de mayores de 65 años creció un 12%- ha acrecentado la demanda sanitaria.

El déficit de doctores se agrava durante el verano con las vacaciones de la plantilla. Entonces no queda más remedio que recurrir a las listas de contratación para buscar sustitutos que cubran las vacantes. Sin embargo, este año el Sergas ya ha agotado la reserva. “No hay pediatras ni médicos de familia disponibles”, explican en la consellería. “Por eso se hace un aviso con el objetivo de captar profesionales”, señala. Lo ha hecho a través de un anuncio en su página web y también en una publicación especializada. Explica que los médicos interesados deberán inscribirse en la Oficina virtual del Profesional y especifica la documentación que deben aportar, así como el pago de una tasa de 17,15 euros.

Las condiciones de los médicos que cubren sustituciones son, sin embargo, más bien precarias: guardias de hasta 17 horas, algunos cotizan solo de lunes a viernes y no tienen derecho a vacaciones pagadas… Estas circunstancias han llevado a muchos doctores a irse a la privada o hacer las maletas para trabajar en el extranjero.

Y entre los que están fijos, el déficit de profesionales también les pasa factura laboral. Si en un centro de salud hay cuatro doctores que tienen asignados cada uno 1.500 pacientes, con las vacaciones y la mitad de plantilla de descanso quedan dos médicos que deberán hacerse cargo cada uno de 3.000 usuarios. No solo es un sobreesfuerzo para estos facultativos sino que, tal y como han denunciado en reiteradas ocasiones colegios médicos y sindicatos, también empeora la calidad de la asistencia.

En el caso de pediatría, a Sanidade no le ha quedado más remedio que dejar de prestar este servicio en algunos centros de salud, lo que ha suscitado ya numerosas protestas entre los afectados. En Pontevedra, por ejemplo, se ha agrupado en 23 ambulatorios la atención a los niños de un total de 47 concellos.

Para solventar el déficit de médicos Sanidade ha decido autorizar prórrogas en la jubilación para que los profesionales puedan seguir trabajando hasta los 70 años y ha pedido aumentar las plazas MIR para pediatría y médicos de familia.

Advertisements

A Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública súmase á preocupación e desesperación cidadá polas listas de espera na sanidade

Non pode haber triunfalismo ante a desesperación da cidadanía polas listas de espera.

Captura de pantalla de 2018-07-25 23-18-35.png

Comunicado da Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública:

A Asociación Galega para a Defensa dá Sanidade Pública quere mostrar a súa preocupación, trala publicación das listas de agarda, a data do 30 de xuño do 2018:

  1. A Xunta de Nuñez Feijoo manten a súa política de ocultamento, dado que non se publican as listas non estruturais que inclúen aos pacientes que rexeitan ser atendidos, en centros privados concertados e aos de enfermidades complexas que non atende a privada-concertada. Segundo as nosas estimacións pódense estar ocultando máis da metade dos enfermos pendentes de intervencións cirúrxicas.
  2. Pese a ésto, as listas publicadas non experimentan unha mellora significativa si acumulamos 33.024 pacientes pendentes de operación e 161.577 pendentes de consulta con especialistas hospitalarios. O tempo medio é de máis de dous meses para cirurxía e un mes para primeira consulta, o que indica a incapacidade da Consellaría de Sanidade para mellorar o principal problema da Sanidade Pública Galega.
  3. Esta situación, beneficia ás empresas sanitarias privadas (en mans moitas delas de grandes multinacionais) ás que o SERGAS deriva cada vez máis doentes (especialmente trala entrada en vigor la Lei de Garantías de Tempos de Espera) pese ao rexeitamento de gran parte dos afectados. Pero a solución non é máis sanidade privada xa que son os centros privados, como POVISA ou de xestión Pública Privada como o Hospital Alvaro Cunqueiro de Vigo, os que presentan listas cirúrxicas máis elevadas con 80,5 e 84,5 días respectivamente, fronte aos 57,8 de media do conxunto do sistema.
  4. Resulta preocupante a espera para algunhas probas diagnósticas como dous meses para unha Resonancia Magnética ou un mes para o PET (proba que permite diagnosticar a diseminación de tumores malignos). É tamén paradoxal, que se tarde 119 días (máis de tres meses) en realizar unha endoscopia dixestiva trala posta en marcha do Screening de cancro colo-rectal que pretende realizar un diagnóstico precoz deste problema na poboación.
  5. Si sumamos as esperas de primeira consulta con especialistas hospitalarios (37 días), a de probas diagnósticas (pode superar os 130 días) e a de cirurxía(57,8 dias) o tempo medio para resolver un problema de saúde que requira intervención cirúrxica pode superar os 200 días. Como este dato é unha media, moitos pacientes poden superar o ano ou ata dous, como se ven denunciado periodicamente.

En resumo: máis do mesmo para o principal problema sanitario en Galicia, que demostra a falta de recursos en sanidade,  despois dos recortes, a incapacidade de xestión da Consellaría e a deriva privatizadora da política sanitaria de Feijoo. Pero queda claro que a tendencia para o PP, pasa polas empresas sanitarias privadas, algo que a AGDSP seguirá denunciando.

AGDSP

Nova estafa da Consellaría de Sanidade en saúde mental: a ausencia da tan prometida unidade de hospitalización infanto-xuvenil no sur de Galiza

Almuiña

                                                                    Almuíña: responsable da Consellaría de Sanidade

Reproducimos a denuncia do Movemento Galego de Saúde Mental sobre a falta da tan falsamente prometida unidade de hospitalización infanto-xuvenil para o sur de Galiza:

Logo movemento saúde mental

Corría o ano 2010 cando, en referencia á Estratexia SERGAS 2014, dicía a Conselleira de
Sanidade Dna. Pilar Farjas: “Esta Estrategia recoge los objetivos que nos planteamos desde que asumimos la responsabilidad de gobierno y de gestión en la sanidad gallega, y nuestro compromiso con los ciudadanos, los profesionales y demás grupos sociales de interés, de trabajar para alcanzarlos.”
E Rocío Mosquera, daquela Xerente do SERGAS e pouco máis tarde Conselleira, engadía: “En este documento se recogen los 7 objetivos estratégicos priorizados y las 40 líneas de actuación que vamos a desarrollar para alcanzarlos.”
Aquela Estratexia, xa caducada (agora a Consellería ten outra, a Estratexia 2020) definía como obxectivo na súa terceira liña de actuación (pax.29):
Atención a la salud mental: Potenciar el desarrollo de la psiquiatría infanto-juvenil, con la creación de dispositivos de hospitalización psiquiátrica y de hospitales de día infanto
juveniles.
No ano 2012 inaugurouse unha Unidade de Hospitalización en saúde mental para a infancia e adolescencia no Hospital Clínico de Santiago, coa metade das prazas previstas e co equipo asistencial incompleto. Aí sigue aínda igual de deficitaria a como se abriu.
En 2013 comprometeuse, por parte dos gobernantes, a creación da segunda Unidade de
Hospitalización para a Área Sur de Galicia (Ourense e Pontevedra). Utilizouse o proxecto
publicitariamente para a mellor rendibilidade política do Partido Popular e, despois, deixouse de lado.
En xullo de 2014 maniféstábase, polos xefes de servizo de Pediatría e Psiquiatría do Complexo Hospitalario de Vigo (CHUVI), que faltaban detalles para crear esa Unidade e dicían que estaban pendentes de pechar moitos flocos (recoñecían que era unha vella aspiración do  CHUVI que se fundamentaba na Estratexia SERGAS 2014, que sería referencia para o Sur de Galicia, que disporía de seis camas, que estaría nun espazo diferenciado, que quedaban “detalles” de dotación de persoal, que estaban moi ilusionados, que melloraría moito a atención, e afirmaban dispor do visto e prace do SERGAS mostrándose dipostos a traballar “duro para que saia adiante”).
En maio de 2016 o Movemento Galego da Saúde Mental (MGSM) denunciaba a carencia desta Unidade no CHUVI e tamén que se estaban a vulnerar os dereitos da infancia ao ingresar menores nas Unidades de Hospitalización de Adultos, restrinxíndoselle a mobilidade ao seu cuarto, para que así non entraran en espazos de adultos e poder dese xeito o Hospital sortear a vulneración directa da lei (que ordena o ingreso dos/as menores de idade en espazos específicos).
En xullo de 2016, en información pública, os xefes de servizo de Pediatría e Psiquiatría
continuaban a reclamar unha unidade específica e sinalaban necesidades de dotación de
psicoloxía clínica e enfermería. Ao dia seguinte o actual xerente do CHUVI, recoñecía que os menores da sua área eran derivados para ingreso á Unidade de Hospitalización do Hospital Clínico de Santiago (afirmaba que a cantidade era “pequena”, en referencia a dez menores), que nas Unidades de Adultos ingresaran quince adolescentes e que o obxectivo de crear a Unidade de Hospitalización non era prioritario. Pechaba así este tema e deixaba atrás as promesas das dúas Conselleiras, os obxectivos incumpridos da Estratexia SERGAS 2014 e a súa propia responsabilidade no seu incumprimento.
Entón os xefes de servizo comezaron a considerar solucións simples, que pasaban en síntese por diferenciar a hospitalización de nenos/as e de adolescentes de tal xeito que a primeira aparecería ubicada en Pediatría e a segunda nun espazo reformado no lugar de hospitalización de adultos no que, illando un corredor, habilitaríanse camas para adolescentes.
O MGSM denunciou inmediatamente o abandono do proxecto de crear a Unidade sinalando que “non é aceptable ningunha solución que non sexa a de creación dunha Unidade de Hospitalización de Saúde Mental para a Infancia e Adolescencia da zona Sur de Galicia con recursos específicos de nova creación (proxecto e programas terapéuticos definidos, espazos, materiais e dotacións profesionais).”
Dende entón todo seguiu igual ata que, hai uns días, o Conselleiro de Sanidade e o xefe de servizo de psiquiatría confirmaban o que se estaba a anunciar en xullo de hai dous anos: non se creará unha unidade específica, non se dotará con novos recursos, e reordenaranse espazos habilitando un corredor.
Desprézanse así tódalas recomendacións neste eido da atención sanitaria, incluídos os
propios plans da Consellería de Sanidade.
Pero, por se fora pouca a estafa que se lle vai facer á poboación das provincias de Pontevedra e Ourense, aos profesionais e á poboación infantil e xuvenil necesitada de atención hospitalaria co abandono do proxecto de creación da unidade de Hospitalización, o Conselleiro despáchase afirmando que “con la unidad de Vigo tendremos ya ordenada la psiquiatría en este ámbito”.
Di iso cando en Galicia,e sirvan só como algúns exemplos da nosa situación, non existe un só hospital de Día en Saúde Mental Infantil e da Adolescencia (recoñecida a súa necesidade na Estratexia SERGAS 2014) mentres en Cataluña teñen 31 prazas por cada 100.000 habitantes; ou cando estamos nun 40% por debaixo da media de dotación do Estado Español en psiquiatras e psicólogas/os clínicas/os para a atención a esta poboación; ou cando en prazas de hospitalización temos menos da metade das que ten Euskadi, Cataluña ou Castela-A Mancha.
Non se debe ignorar que a información feita pública sobre este tema, noutro mes de xullo máis, é unha manipulación propagandística da Consellería de Sanidade para intentar aparentar realizacións pola Xunta cando en realidade nisto non se fixo nada bo en anos, e xusto despois de que se veña de coñecer o informe do Mecanismo de Prevención da Tortura-Defensor del Pueblo sobre a gravidade do que ocorre no Hospital Psiquiátrico de Conxo, e tamén a realidade dos ingresos de pacientes con procesos agudos en unidades psiquiátricas situadas fóra dos Hospitais Xerais (caso do Hospital de Calde en Lugo) contravindo a Lei Xeral de Sanidade.

 

A marabillosa xestión sanitaria de Feijoo: Encher o peto da concesionaria do Hospital de Vigo, baleirar o do sergas, o de todos

A Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública e o Alcalde de Vigo esixen o RESCATE do hospital:

LIGAZÓN Á NOVA DA VOZ DE GALICIA

Captura de pantalla de 2018-07-12 18-47-28.png

Ángel Paniagua
Vigo / la voz

El Hospital Álvaro Cunqueiro ha atravesado toda suerte de avatares incluso desde antes de abrir sus puertas. Pero el paso del tiempo está demostrando que es un proyecto empresarialmente rentable. Al menos, para la empresa que lo construyó y que ahora gestiona los servicios no clínicos. Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo declara ya 4,96 millones de euros en beneficios -después de pagar impuestos- desde que el hospital se puso en marcha definitivamente, en septiembre del 2015.

Así consta en las cuentas que la concesionaria -una unión de empresas que lidera Acciona y de la que también forman parte Puentes y Calzadas, Veolia y Concessia- ha ido depositando año tras año en el registro mercantil y a las que ha tenido acceso este periódico. En el año 2015 la concesionaria declaró 110.000 euros de beneficios. En el 2016 ascendieron a 1,32 millones. El año pasado ya fueron 3,53 millones de euros. En total, pues, casi cinco millones de euros, sin contar lo que va del 2018.

El dato más significativo es el del 2017. Ya no solo por ser el más cuantioso, sino también porque es el que coge al hospital a pleno rendimiento. La puesta en marcha del Cunqueiro finalizó en septiembre del 2015. Esos primeros meses, incluidos buena parte de los del 2016, estuvieron llenos de pequeños problemas. De hecho, el Sergas penalizó a la concesionaria con medio millón de euros en esos primeros quince meses por fallos de calidad o disponibilidad. En el 2017 esas sanciones cayeron a 169.000.

Además, el pasado fue el primer año con el canon actualizado. Hasta ahora, la cantidad que recibe la concesionaria estaba calculada en precios del 2010, cuando se hizo la licitación del hospital. El Sergas la ha aumentado en seis millones, teniendo en cuenta la evolución de la inflación. El año pasado, la concesionaria cobró 74 millones de euros (IVA incluido) como devolución del dinero de la construcción del hospital y como pago por la gestión de los servicios no clínicos que tiene a su cargo. Así que se puede decir que los 3,5 millones que ganó el año pasado son el primer resultado a pleno rendimiento que declara la concesionaria, en un año en el que facturó 51,4.

Esta sociedad ha atravesado duros reveses desde que se constituyó, a principios del 2011, a raíz de la adjudicación por parte del Sergas del mayor contrato de su historia. La obra del hospital estuvo parada porque se quedó sin dinero y los socios no quisieron aportar más mientras los bancos no daban créditos; una de las empresas accionistas, la ourensana Obras Caminos y Asfaltos, se fue de la unión de empresas tras declarar el concurso de acreedores. Fueron años difíciles, en medio de la crisis económica. Aun así, la concesionaria siempre ha declarado beneficios. Los da con el Cunqueiro abierto pero ya los daba con el nuevo hospital en obras. Desde que existe, los resultados positivos se elevan a 9,42 millones de euros en siete años.

Pleitos

Con todo, la concesionaria ha puesto al menos cuatro pleitos ante la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para reclamarle al Sergas más dinero. El más importante es el que pide que actualice el canon que le paga cada año porque consiguió la financiación más cara de lo esperado.

La Consellería de Sanidade no quiso hacer declaraciones ayer.

La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública comparó las denuncias con el hospital de Alzira, recientemente rescatado por la Generalitat valenciana. «Esiximos a reintegración ao sistema sanitario público deste hospital para evitar a súa creba económica polo afán desmedido de ganancias da concesionaria».

El alcalde, Abel Caballero, también reclamó el rescate.

LIGAZÓN A ATLÁNTICO DIARIO

Captura de pantalla de 2018-07-12 18-51-29.png.png

 El alcalde de Vigo, Abel Caballero, considera necesario que la Xunta recupere la propiedad del Hospital Álvaro Cunqueiro, tras salir a la luz “el choque total” entre la empresa concesionaria y el Sergas que están “a contencioso limpio”.
Según el alcalde, el hecho de que existan siete contenciosos entre las partes significa que el hospital es privado y no público como decía el PP. En su opinión, la situación irá a peor porque “el modelo del HAC es la mayor chapuza del Gobierno Feijóo y lo pagan los vigueses porque obliga a los profesionales a un sobreesfuerzo para atender las deficiencias”.
En cuanto a las cuestiones que van a empeorar, el alcalde apuntó que van a subir los precios del aparcamiento del hospital y “los volverán a poner a aquel precio inicial que le obligamos a bajar porque la empresa le reclama a la Xunta el lucro cesante y está en contencioso. La empresa va a ganar porque está en el contrato”. Por estos motivos, el alcalde defiende que se recupere la propiedad.
También ayer los diputados socialistas Abel Losada y Julio Torrado solicitaron a la Xunta de Galicia una copia del informe de Contas presentado por la Sociedad Concesionaria Novo Hospital de Vigo S.A., en el que se detallan todos los contenciosos.
Por otro lado, la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública y la Plataforma SOS Sanidade Pública de Vigo emitieron ayer un comunicado para expresar su malestar por esta situación y recordar que se opusieron desde el principio al modelo de concesión privada para la construcción del hospital porque supondría “un encarecimiento del proyecto, recortes de la superficie y las camas para beneficiar a la concesionaria” y por los enfrentamientos que temían que pudiera haber entre la concesionaria que gestiona la parte no asistencial y el Sergas. En su opinión, “ahora asistimos al espectáculo de una concesionaria insaciable que sube el canon a pagar por el Sergas, que incumple los compromisos adquiridos sin ser sancionada por el Sergas, que no cumple el compromiso de equipar el centro o que funciona sin transparencia”. Por último, apuntan que el ejemplo del Hospital de Alzira, que fue rescatado recientemente por el Gobierno de Valencia por problemas similares, “debería servir para que Feijóo acabe con este errado y costoso experimento, cuyas consecuencias sufre la población y las arcas gallegas. Pedimos que se rescate el hospital vigués”.
Captura de pantalla de 2018-07-12 18-54-07.png.png

En sus cuentas de 2017, la Sociedad Concesionaria Novo Hospital de Vigo apunta a la Administración una deuda de 14,4 millones de euros por explotación de los servicios no clínicos. Dentro de estos, atribuye 1,1 millón a ajustes en el canon máximo anual por los descuentos otorgados al personal sanitario en el aparcamiento y la cafetería del Hospital Álvaro Cunqueiro.

Por estos descuentos, la Unión Temporal de Empresas (UTE) ya le facturó al Sergas 805.613 euros en 2016 y la Administración pagó algo más de medio millón -el 64%-. El resto se acumuló a lo facturado en el pasado ejercicio -820.906- y da como resultado los 1,1 millones de euros que figuran en la deuda por estos “ajustes” del canon.

Entre otros conflictos judiciales relativos a la concesión, el Sergas y la sociedad mantienen varios frentes abiertos por el aparcamiento. Tal y como confirmó Sanidade y adelantó FARO, están judicializadas sus discrepancias sobre las compensaciones por las más de 700 plazas gratuitas para trabajadores y por las rebajas en las tarifas del parking público.

Ante esta situación, el alcalde de Vigo, Abel Caballero pronostica un encarecimiento de los precios del parking al considerar que la concesionaria le ganará al Sergas tanto este como otros procesos judiciales abiertos. El regidor señala que “la existencia de estos contenciosos” es la demostración de que el hospital es “privado”, y augura que “la actual calamidad” en el hospital vigués “viene a peor”. “Esto se va a complicar más”, insistió. Según Caballero, el modelo de colaboración público-privada del Cunqueiro es “la mayor chapuza del gobierno Feijóo.

También la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública y SOS Sanidade Pública de Vigo exigieron la reintegración al sistema sanitario público del hospital “para evitar su quiebra económica por el afán desmedido de ganancias de la concesionaria”.

Por que falta persoal médico en Galicia? Artigo de Xosé María Dios reproducido en Galici@press

Artigo de Xosé María Dios Diz: Por que falta persoal médico en Galicia?

La política de recortes del Partido Popular en Galicia llevó la que muchos de los profesionales que tiene la comunidad busquen otras opciones diferentes para ejercer su trabajo. El personal médico que se forma con mucho esfueXosé María Dios Dizrzo (se tardan 10 años en completar la formación en Pediatría) quieren que al final de la sua carrera de estudio y prácticas, puedan tener un puesto de trabajo acorde con su calificación y que la administración que los formó (con muy buena preparación y mucho dinero detrás) sea consecuente y les proporcione la posibilidad de trabajar en su País. Pero lo que sucede es justo el contrario.

El Foro de Médicos de Atención Primaria (AP) denuncia que la falta de planificación provoca contrataciones precarias de profesionales este verano. La Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública (AGDSP) atribuye el problema de falta de Pediatras (que afecta a 16.000 niños y niñas y a sus familiares) a los recortes de personal decretados por el Sergas que excusa de la crisis. Ponen la atención en que la precaridad e inestabilidad de los puestos de trabajo, así como la falta de recursos en Atención Primaria, provoca la huida de los profesionales.

Manisanidadesantiago

El SERGAS adopta medidas restrictivas en la asistencia durante el verano, recurrindo al subterfugio de las vacaciones del personal en los servicios de Pediatría y Medicina #General en AP. Se estiman en 40 las plazas de Pediatría a crear para paliar la situación (El SERGAS tiene concedidas 26 este año vía MIR). Circunstancia que se va a agravar a corto plazo por la jubilación de 80 profesionales que tienen más de 60 años (el total de Pediatras es de 340). La huida de Pediatras de la Atención Primaria se debe a la precariedad e inestabilidad de los puestos de trabajo y al deterioro de los Centros de Salud por la falta de recursos y la masificación.

La ausencia de planificación de la administración del PP, sólo interesada en desmantelar y privatizar el sistema, es evidente. Suprimir las plazas supone concentrar en lugares más alejados los servicios, la masificación y sobrecarga de los profesionales que realizan el trabajo de los ausentes, la  pérdida de calidad manifiesta en la antención a nuestros niños, que son los más vulnerables junto a las  personas mayores y enfermos crónicos.

La ausencia de organización por parte del SERGAS se justifica con el interés de la política del PP de desmantelar la Sanidad Pública Gallega y no hacer la planificación idónea (que es por lo que se les paga su salario a los administradores de la Sanidad Pública en Galicia). Hacer contratos por 2 horas en una mañana, hacer contratos de Lunes a Viernes y no incluir el fin de semana para hacer un nuevo contrato en la semana siguiente aunque el relevo sea de meses, acumular el cupo de un profesional ausente a cupos ya saturados, dejar las agendas de los profesionales ausentes sin cubrir y distribuir los pacientes a los colegas que están, mismo dejar sin agenda a esos enfermos y “que vayan de urgencia” al profesional que esté trabajando.

Son casos de actuación negligente por parte de una administración que debería cuidar a los profesionales, para evitar que estos, cansados de los despropósitos del PP, se busquen la vida en otros servicios: que les paguen en relación a su profesionalidad y les mantenga unas condiciones de trabajo del siglo XXI y no más próximas el XIX.

Muchos profesionales emigran la otros países, que no hicieron nada por formarlos y saben que llegan muy preparados (por un País que los formó y no los contrató) lo que parece un despropósito, pero es la realidad.

Las alternativas pasarían por recuperar los recortes presupuestarios (especialmente en el capítulo de personal), un Plan de Mejora de la Atención Primaria que recupere el prestigio perdido y  haga atractiva para el personal de Pediatría y Medicina General y acabar con la precariedad de los puestos de trabajo en los Centros de Salud.

A la administración se le llena la boca al decir que la Atención Primaria “es la puerta de entrada el Sistema Sanitario”, y nosotros le decimos: debe ser la “Sala de Estar”, y de estar cómodos trabajando y recibir la atención que merecemos. La salud es el bien más preciado que tenemos y debemos defenderla para que no se desmatele en beneficio de una medicina privada que sólo busca su negocio con el dinero público.

A pediatría, desatendida pola Consellaría, obriga a decisións de emerxencia. A responsable é a Consellaría segundo a Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública

Resultado de imaxes para pediatría

Comunicado da Asociación Galega de Defensa da Sanidade Pública:

A Asociación Galega para a Defensa dá Sanidade Pública ante os problemas asistenciales que padecen a poboación infantil e os seus familiares no área sanitaria de Vigo pola supresión de consultas, da atención de urxencias, e do traslados de cupos de pediatría a outros centros de saúde (afastados da residencia habitual das familias) quere denunciar:
1.- Que o SERGAS volve adoptar medidas restrictivas da asistencia sanitaria durante o verán recorrendo ao subterfugio das vacacións do persoal, neste caso de pediatría. O problema afecta a 16.000 nenos e nenas e aos seus familiares
2.- É incomprensible que as supresiones afecten únicamente ás consultas de pediatría de quenda deslizante (alternan a atención entre as mañás e as tardes). Aínda que inicialmente eran afectados cinco centros de saúde o persoal do C.S. Niciolas Pena decidiu manter abertas as consultas, mentres que o caso de Coruxo a falta de persoal xustifico o traslado da asistencia ao Centro de Saúde de Navia. A falta de pediatras xustificou a asunción das urxencias infantís pediátricas por persoal non especializado dos Puntos de Atención Continuada (PAC)
3.- As cusas desta situación teñen que ver coa falta de pediatras consecuencias de:
Os recortes de persoal acometidos polo SERGAS coa escusa da crise (estímanse en 40 as prazas a crear para paliar a situación) situación que agravarase a curto prazo pola xubilación de 80 profesionais que teñen máis de 60 anos (o total de pediatras é de 340)
A fuxida de pediatras da Atención Primaria pola precariedad e inestabilidade dos postos de traballo e o deterioro dos Centros de Saúde pola falta de recursos. Dos 4 especialistas en pediatría que acaban a especialidade este ano ningún ira a primaria.
A ausencia de planificación dunha administración só interesada en desmantelar e privatizar o sistema (tárdanse 10 anos en completar a formación en pediatría)
3.- Entre as consecuencias desta decisión cabria destacar que supoñen un obstáculo no acceso da poboación infantil á atención sanitaria, un problema para as familias que deben desprazarse a centros afastados do seu domicilio, a masificación e sobrecarga das consultas de pediatría e dos servizos de urxencias. Esta situación repercute negativamente na calidade da asistencia.
4.- As alternativas pasarían por recuperar os recortes presupuestarios (especialmente no capítulo de persoal), un Plan de Mellora da Atención Primaria que recupere o prestixio perdido e a faga atractiva para o persoal de pediatría e acabar coa precariedad dos postos de traballo nos Centros de Saúde
O SERGAS, a Conselleria de Sanidade e a Xunta de Galicia non queren á poboación infantil nin ás súas familias. Estas trabas asistenciales na atención pediátruca, xunto coa ausencia de axudas familiares ou a precariedad laboral explican unha parte da caída dramática da natalidad en Galicia.
Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública
29/06/2018
image.png