Vense as consecuencias da lei de garantías: De A Coruña a Burela para operarse ou agardar meses en espera de cirurxía dun tumor!

SOS Sanidade Pública ten denunciado a lei de garantías de tempos máximos como unha forma máis de desviar fondos públicos para hospitais privados. O certo é que na Coruña empezan a verse casos nos que o sergas está ofrecendo o traslado a Burela para cirurxía de neoplasias vesicais, co trastorno que supón para os pacientes ao desprazarse a un entorno extrano, lonxe da casa e cos problemas de acompañamento dos familiares.

O Sergas  debe ofrecer os tempos máximos no hospital público da área de saúde que lle corresponde ao paciente. Calquera outro cambio de zona ou se ofrecen un hospital privado será un fracaso na xestión pública sanitaria.

Así vén recollido na Opinión de A Coruña que fixo esta investigación despois de recibir denuncias de usuarios.

Pódese ver a nova completa de La Opinión de A Coruña, coa resposta do voceiro de SOS Coruña, Ramón Veras Castro, na seguinte ligazón: LIGAZÓN Á NOVA NA OPINIÓN

Captura de pantalla de 2018-04-28 20-12-31.png.png

ana ramil a coruña 26.04.2018 | 12:28

La Lei de Garantía de Prestacións Sanitarias fija un máximo de 60 días de espera para las cirugías de patologías graves como un tumor, un aneurisma cerebral o problemas cardiovasculares. Si el paciente no puede ser operado en su hospital al cumplirse este plazo, el Sergas le ofertará realizar la cirugía en otro centro de cualquier punto de Galicia, aquel que tenga mayor disponibilidad para su patología. Si el paciente se niega quedará en la lista de espera de su hospital, pero perderá el derecho a ser operado en un máximo de dos meses. Algunos coruñeses ya han recibido esta oferta para ir incluso a otras provincias

El Sergas ya ofrece a pacientes del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) con patologías graves -tumores, problemas cardiovasculares o aneurismas cerebrales, entre otros- operarse en otros centros, incluso de otras provincias, para cumplir con la Lei de Garantías de Prestacións Sanitarias que fija un plazo máximo de 60 días para realizar las cirugías de dolencias graves. Se trata de una práctica contemplada en un decreto de la norma, que entró en vigor en enero, y que permite a los hospitales dar la opción al paciente de operarse en otro centro público -o concertado si no hay opción en el Sergas– cuando es imposible cumplir con el precepto de dos meses en su propio hospital. “Por el momento han sido casos puntuales”, señalan desde la dirección del Chuac, donde no precisan ni cuantas cirugías hubo que reubicar ni en que otros hospitales se llevaron a cabo. “Es una de las consecuencias negativas de la Lei de Garantías. Hasta hace poco no veíamos casos en A Coruña, pero últimamente ya empieza a suceder”, explica el portavoz de la Plataforma SOS Sanidade Pública, Ramón Veras.

El objetivo de la ley gallega es dar prioridad en el quirófano a los pacientes más graves -la normativa establece un total de 108 patologías que se consideran urgentes– y que nadie espere más de dos meses para ser operado. Pero la teoría choca con la práctica y muchas veces es imposible cumplir estos objetivos en todos los hospitales. Por ello, antes de que finalice el plazo máximo si en el centro del paciente no es posible la operación, se le ofrece hacerlo en otro, pero puede tocarle en la otra punta de Galicia. “Automáticamente sale el hospital del Sergas que tiene disponibilidad inminente para operar esa patología y se le oferta al paciente esa posibilidad. En ocasiones ocurre al revés, son otros hospitales del Sergas quienes ofrecen a sus pacientes operarse en el Chuac“, señalan desde el centro.

Una vez el Sergas dé la oportunidad de operarse en otro hospital, el paciente tiene siete días para aceptar o no esta propuesta; el proceso habitual es recibir una llamada y posteriormente una carta en la que debe aceptar o rechazar esta opción. En caso de negarse, pierde el derecho a ser operado en un plazo máximo de dos meses, y seguirá a la espera de que pueda ser intervenido en su hospital de siempre. Eso sí, tal y como explica el Sergas en su web, el paciente mantendrá “sus derechos de antigüedad en la lista de espera de su centro”.

 Para SOS Sanidade Pública esta letra pequeña de la Lei de Garantías es algo “negativo” tanto para el paciente como para su familia. “Tenemos que aspirar a que cada pacientes pueda ser atendido en su área sanitaria ya que ir a otro centro supone el desplazamiento no solo del paciente sino también de sus familiares y estar en un medio extraño”, dice Ramón Veras, quien resalta además que si un paciente se niega se quedará en la lista de su hospital “y eso supone que igual puede esperar hasta un año”. “No hay mucha transparencia”, señala.

Dentro de las 108 patologías que la ley recoge que deben ser atendidas en menos de dos meses hay dos grupos. La Xunta establece que las patologías de prioridad 1 -cardiopatías y tumores, por ejemplo- deben ser operadas en menos de un mes, algo que se logra en el Chuac, donde al cierre de 2017 estas patologías se operaban en 15,8 días de media, según datos de Sanidade. Las de prioridad 2 deben resolverse con 60 días de demora máxima. El Chuac estaban en 61.

 El Sergas evita facilitar datos del número de cirugías reubicadas desde el 10 de enero, pero solo en los doce primeros días fueron 79.
Advertisements

A asociación galega de defensa da sanidade pública apoia a folga sanitaria de Monforte

A Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública de Galicia, apoia as mobilizacións d@s compañeir@s de Monforte e insiste en que a modificación da Lei Galega de Saúde, so prexudica @s traballador@s e privatiza o Sistema Sanitario Público Galego. As reivindicacións de Monforte son as mobilizacións da xustiza e a posibilidade de que a Sanidade siga sendo Pública, Universal, Gratuíta e de Calidade. Ánimo e adiante. Un saúdo.

A folga convocada polo persoal do hospital Comarcal de Monforte co apoio cidadán da Plataforma pola Defensa da Sanidade Pública esta sendo un éxito.

 Esta mobilización social e profesional é a continuidade da que toda Galicia protagonizou o pasado 4 de febreiro convocada pola Plataforma SOS Sanidade Pública en rexeitamento da reforma da Lei Galega de Saúde, ca que pretenden desmantelar as Áreas Sanitarias e os hospitais comarcais, consolidar a marxinación da Atención Primaria, estender a xestión privada mediante os chamados “chiringuitos”, privatizar a investigación ou acabar coa participación social.

 A loita de Monforte é a loita de toda Galicia contra o desmentalmento e privatizacion da nosa Sanidade Pública. A folga debe ter o apoio xeral da cidadanía galega e d@s traballador@s da saúde.

 Dende  a Plataforma SOS Sanidade Pública, consideramos necesario apoiar, manter e ampliar as mobilizacións, ata conseguir a derogación da reforma da Lei Galega de Saúde e a recuperación dos recortes e privatizacións do Sistema Sanitario Público de Galicia.

AGDSP

Folga masiva da sanidade no Hospital de Monforte

SOS Sanidade Pública apoia as mobilizacións dos traballadores do hospital de Monforte.

Os cambios introducidos pola nova dirección no Hospital de Monforte nas quendas e condicións de traballo xunto coas deficiencias estruturais do centro  motivan unha folga que para o hospital.

A Consellaría de Sanidade ten un problema de xestión moi relevante que agrava os recortes dos últimos anos. Recortes e malos xestores son unha combinación explosiva, tal como se está demostrando en Monforte.

Foto da Voz de Galicia:

Captura de pantalla de 2018-04-24 22-38-21.png

Captura de pantalla de 2018-04-24 22-37-55.png.png

Texto da SER:

Los trabajadores del hospital de Monforte de Lemos comienzan este martes una huelga indefinida los martes y jueves por las malas condiciones de trabajo de los sanitarios, las deficiencias del hospital y la falta de cobertura de los especialistas, cuestiones que provocan “graves consecuencias” en los pacientes. Así lo denuncia la portavoz de Plataforma Sanitaria PLADESAPU, Paqui Vázquez, que ha trasladado el apoyo a los empleados.

En esta línea ha criticado la actitud de la gerencia, que ante la convocatoria de paro les ha ofrecido que se desplacen facultativos desde Lugo dos días para hacer pruebas de digestivo y tres para cardiología, algo que desde la propia dirección del hospital aseguraban hasta ahora que “era imposible”.

PLADESAPU defiende la contratación de los profesionales y su incorporación al cuadro de plantilla, y que se haga con buenas condiciones y no con contratos temporales a media jornada, que lo que consiguen es que el hospital se quede sin plantilla. “Lo que quiere la gerencia con la precariedad que ofrece es justificar que no hay personal para contratar”, ha destacado.

La plantilla del hospital ha reiterado que “no quieren trabajar menos y cobrar más” pero sí trabajar lo mismo con buenas condiciones. Así, desde la plataforma sanitaria acusan a la gerencia del hospital de querer “hacer más con menos” y convertir “a los trabajadores en máquinas y a los pacientes en números”.

Una situación que los empleados “no” están dispuestos a consentir y que aseguran “trae consecuencias graves a los pacientes”, porque se está dando “un aumento de infecciones en los enfermos que se operan”, según ha lamentado Paqui Vázquez.

La portavoz de PLADESAPU también ha llamado la atención sobre la sobrecarga del personal médico y la falta de material, que en algunos casos tiene que llegar en taxi desde Lugo por el desabastecimiento en el hospital de Monforte.

Posición da Federación de Asociacións de Defensa da Sanidade Pública no Día Mundial da Atención Primaria

AGDSP

REIVINDICAR LA ATENCION PRIMARIA PARA GARANTIZAR LA SALUD DE LA POBLACION

El día 12 de abril se celebra el día de la Atención Primaria (AP), un año en que  hace cuarenta de la conferencia de Alma-Ata, que sentó las bases de su desarrollo en el Mundo y en España.

En nuestro país, después de unos años de gran desarrollo, en torno a la aprobación de a Ley General de Sanidad en 1986, pronto pudo comprobarse que las administraciones públicas se centraban en desarrollar su vertiente asistencial, prestando poco interés a  la promoción y prevención y marginando totalmente la participación comunitaria.

La deriva privatizadora del sistema sanitario y la crisis han sido nefastos para la AP, tanto porque encajaba difícilmente en los proyectos empresariales de mercantilización de la asistencia sanitaria, como porque los recortes han incidido de manera especialmente negativa en la AP que ha comprobado como sus presupuestos, ya insuficientes, decrecían mucho mas que  los del resto de la asistencia sanitaria, lo que ha producido  pérdidas de puestos de trabajo,  la no reposición de las bajas, incrementos de personal subempleado y precario, el deterioro de los edificios y del equipamiento, etc.

Además, el RDL 16/2012 ha supuesto la perdida del derecho a la atención sanitaria de colectivos especialmente vulnerables (los inmigrantes regularizados) y los ciudadanos del país que residen en el extranjero, y establece barreras económicas para acceder a prestaciones asistenciales necesarias, los copagos farmacéuticos que según el ultimo Barómetro Sanitario impiden al 4,4% de la población, 2 millones de personas, retirar medicamentos prescritos, y otros copagos que aun no se han implantado pero que siguen estando vigentes en el BOE (transporte sanitario, dietas, medicamentos dispensados pro las farmacias hospitalarias,…)

Tampoco conviene olvidar que hay otros problemas ya antiguos que oscurecen el funcionamiento de la AP, como la persistencia del mutualismo (MUFACE, ISFAS, MUGEJU)  que excluye a sectores socialmente influyentes de la atención sanitaria pública en beneficio de las empresas privadas, las dificultades para el acceso a pruebas diagnosticas desde los centros de salud, la insuficiente dotación de profesionales de enfermería que lastra el necesario contenido comunitario de la AP, y el hospitalocentrismo ,que no solo no se ha superado, sino que se ha aumentado por la fascinación tecnológica alentada por las multinacionales del sector, los medios de comunicación y la propia administración sanitaria.

No obstante es importante recordar que la AP en España tiene un gran reconocimiento internacional y el aprecio de la población, que la prefiere mayoritariamente a la alternativa privada, y que considera en el 86% de los casos que la asistencia recibida en AP fue buena o muy buena. Es obvio que ello es debido principalmente al esfuerzo y compromiso de los profesionales que todavía entienden el papel clave que desempeñan en la Sanidad Pública y ejercen de manera diaria su responsabilidad con la salud de la población.

Desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública entendemos que hay que reforzar la Atención Primaria de Saludconvirtiéndola en el eje del sistema sanitario público, para lo que es preciso:

  1. Los servicios de salud, en la actual situación socioeconómica debe de intentar disminuir las desigualdades sociales injustas, y no contribuir a crear nuevas desigualdades (servicios diferenciados para ricos y pobres, vía privatizaciones, copagos, etc). Por ello es necesario derogar  el RDL 16/2012, y la integración de la atención sanitaria de los funcionarios en el Sistema Nacional de Salud.
  2. Hay que garantizar una financiación suficiente de la AP de al menos el 15% de los presupuestos sanitarios en el próximo año, en un horizonte de alcanzar el 25% a medio plazo.
  3. Es necesario desarrollar los aspectos de promoción y prevención de la AP para lo que se necesita incrementar notablemente los recursos de enfermería.
  4.  Más acceso a pruebas diagnósticas y más capacidad resolutiva
  5. Mayor facilidad en la coordinación con el hospital y con los servicios sociales
  6. Mejoras en los sistemas de información para evaluar discrecionalmente actividad, calidad y resultados
  7. Mecanismos de incentivación de la persecución de la excelencia mediante acuerdos con la administración transparentes y revisables, basados en criterios de calidad de la actividad y de los resultados en salud
  8. Estímulos a la formación continuada y a la investigación independientes de la industria farmacéutica y tecnólogica
  9.  Establecer mecanismos efectivos de participación comunitaria y profesional.
  10.  Garantizar la AP pública acabando con las privatizaciones y recuperando los centros privatizados

Una Atención Primaria publica, de calidad, universal y suficientemente dotada es fundamental para asegurara una atención sanitaria de calidad para toda la población a un coste asequible. El día mundial de la Atención Primaria es un buen momento para exigir a las administraciones públicas apuesta con la misma y a profesionales y ciudadanos su compromiso activo para mantenerla y mejorarla.